• Ángel Fraga Varela

"Como sociedad debemos aprender que los fracasos son un paso más en el camino al éxito"

Dicen que hay un gallego hasta en la Luna. No podemos confirmarlo ni desmentirlo hoy hablaremos de muchos gallegos que están en el espacio. Ángel Fraga, dirección general de IGATA, entrevista a Diego Nodar, Cofundador y COO de Alén Space, empresa gallega de nanosatélites en el marco del próximo evento "Fenix: resurgiendo en Galicia" donde contaremos con la participación de Diego.




Ángel Fraga - Conocer Alen Spaces es conocer un proyecto del que Galicia y los gallegos deberíamos estar orgullosos. Primer nanosatélite español y primer CubeSat lanzado por la ONU desde un proyecto gallego. ¿A qué crees que se debe que no seáis más conocidos por el público gallego en general? ¿Crees que falta difusión en proyectos científicos y concienciación en Galicia?


Diego Nodar - Sí, estamos todavía muy lejos de que la investigación y la ciencia en Galicia sea noticia y muevan a la sociedad como lo hacen otros temas.


Afortunadamente considero que nuestro proyecto es más conocido y apreciado por el público general que muchos otros proyectos científicos en Galicia que también merecerían el mismo trato por su gran relevancia. El espacio apasiona a la gente y eso nosotros lo notamos.


AF - El producto que vendéis son nanosatélites que tienen que funcionar a la perfección ya que la reparación, entiendo, no es una opción una vez enviado al espacio. ¿Cómo os asegurais que no habrá errores?¿Cómo os preparáis para calcular y evitar cualquier posible fallo?


DN - Efectivamente, en nuestro sector cualquier fallo puede ser crítico y lo tenemos claro desde el principio de cada misión. Es por ello que a todos los satélites o equipos que lo integran les aplicamos una exigente campaña de pruebas en tierra para simular lo que va a sufrir durante el lanzamiento y operación una vez en órbita. Siempre vamos a tener fallos y errores pero tenemos que estar seguros que estos no nos impiden cumplir con los objetivos de la misión.



AF - En la web habláis de casos de éxito. Pero para llegar al éxito, en ocasiones, se fracasan numerosas veces previamente. ¿Cuál sería el caso de “fracaso” del que más habéis aprendido?


DN - Uno de los fracasos de los que más agradecidos estamos ocurrió hace ya unos años.


Durante nuestra segunda misión fuimos a la Agencia Espacial Europea (ESA) a realizar las pruebas de termovacío con el satélite. En esas pruebas encontramos problemas, no pudimos completarlas con éxito y tuvimos que volvernos a Galicia sin la certificación para poder lanzar el satélite.


Para nosotros fue un fracaso que ponía en peligro llegar a tiempo para el lanzamiento y echaba por tierra mucho trabajo y dinero. Sin embargo, gracias a los resultados que obtuvimos en las pruebas pudimos encontrar la fuente del problema, corregirlo y repetir a tiempo y con éxito las pruebas en la ESA. Si no fuera por ese fracaso nuestro camino al lanzamiento hubiera sido mucho más rápido y sencillo pero no habríamos encontrado el problema y el satélite nunca hubiera funcionado en órbita.


AF - En ciencia el aprendizaje se basa en el ensayo y error. La cultura española no se caracteriza precisamente por valorar los errores, sobretodo en el ámbito laboral. ¿Cómo enfocas la superación de errores en tu profesión?¿Qué consejo le darías a quien nos lee para aprender a sacar una lección de los fracasos y los retos a los que se enfrenta?


DN - Totalmente de acuerdo, como sociedad debemos aprender que los fracasos son un paso más en el camino al éxito, dar margen a que los científicos y emprendedores se equivoquen y no pretender que todas las iniciativas tengan un resultado positivo inmediato.

Un primer consejo que daría es tener una hoja de ruta a largo plazo para cumplir el objetivo que te propongas y que no se venga abajo al primer fracaso que encuentres. Es importante comunicar correctamente hacia el exterior que eres consciente que se pueden producir errores y que ello no va a impedir que el resultado final sea un éxito.


Un segundo consejo es ser conscientes de los errores que cometemos y no obviarlos. Los problemas, si los tapamos y nos negamos a nosotros mismos la posibilidad de aprender de ellos, son simplemente fracasos, en cambio si los utilizamos de manera positiva se convierten en oportunidades.


Patrocinador oficial de Fenix: resurgiendo en Galicia



Síguenos en nuestras redes sociales:

COMPOSTALENT © 2018 por ABS

Hosting por  

rgb-logo-color.jpeg
  • White Facebook Icon
  • LinkedIn - círculo blanco
  • White Twitter Icon